Rosas, Sexo y Religión.

Posted on abril 23, 2010

0


El día de Sant Jordi en Barcelona es un día bonito. Se intercambian rosas y libros y un montón de besos. La gente sonríe (y en estos días eso escasea), se firman libros y luego todo se acaba.

Este año he visto millones de rosas, y de todo tipo. Rosas rojas, azules, de colores (sí, sí, de colores),de agua (no preguntéis, yo tampoco lo he entendido), de la cruz roja, de caramelo, rosas-pin, rosas de Vicente Ferrer, del caribe (exacto, existe la rosa del caribe y el blanco roto) rosas a 3 euros, rosas a 4 euros (alguien sabe qué diferencia hay)…todo tipo de rosas, ya os digo. Supongo que cada vez más somos lo que tenemos que buscar oportunidades día a día, y nos obliga a ser inventivos.

Debe ser por eso que venden la misma rosa con diferentes formatos, aunque en el fondo es la relación, un hombre, una rosa.

Un amigo me dijo una vez que o bien vendes sexo o religión o no sólo por abrir las puertas la gente entra en tu tienda.

En el 2007 sólo en Barcelona había solicitudes de licencia de comercio al por menor con una relación de 1 licencia para 27 personas. Luego la cosa cambió.

A lo mejor no tuvieron tanta inventiva como los vendedores de rosas, o a lo mejor este año han sobrado rosas de todos los tipos, quizás no estemos preparados para la rosa de colorines o no veamos la diferencia entre la rosa de 3 euros y la de 4 euros.

Cuántas marcas de moda han cerrado o están en el punto de hacerlo este año?

Dejadme que os explique algo. El mayor coste de una empresa de moda es la aceptación del mercado (lo que se llama coste de mercado y se refleja en el coste de obsolescencia). Si por ejemplo, una marca de moda prevee que venderá 100 unidades de una prenda y finalmente vende 80, o bien esa prenda es atemporal, o la reutiliza (habéis visto el vintage, classics…) o la vende en outlets o la destruye (exacto, se destruye, porque así se recupera el impuesto de sociedades). Eso quiere decir que el 20% del coste es imputable a la capacidad de la empresa de estudiar la demanda. El resto del supply chain, como tiene márgenes realmente elevados (otro día hablamos) es mínimo.

Recordad la relación un hombre, una rosa.

Cuántas camisas crees que necesitamos?o pantalones? De ahí la importancia del marketing para estimular la demanda y del análisis para entender el mercado.

No es sólo que compremos menos, es que muchas marcas se volvieron ambiciosas y produjeron pensando que se comerían el mundo. De ahí los sobrantes, de ahí que los outlets online se estén hinchando a vender..y a comprar barato. Porque no todas las marcas son tan grandes como la ambición de sus creadores.

No todas venden algo tan atractivo como sexo o religión. Y muchas culpan a Inditex por hacer las cosas…demasiado bien…

Anuncios
Posted in: Moda, Retail